Karl Gustavovich Fabergé | joyeros de lujo

Written by Jhon Ocaso. Posted in Arte de lujo

El día de hoy, Google homenajea al prestigioso joyero ruso Karl Gustavovich Faberg,  famoso en el mundo por esculpir y crear 69 huevos de pascua y confeccionar joyas y decoración de lujo entre 1885 y 1917. Los huevos de pascua, de los cuales 61 aún se conservan son verdaderas obras de arte y joyas para los más selectos amantes de la decoración.

En 1870 Peter Carl se hace responsable de la empresa familiar, una prestigiosa joyería en San Petersburgo famosa por diseñar joyas exclusivas para la realeza con piedras preciosas de diferentes estilos como ruso antiguo, griego, renacentista, barroco, Art Nouveau, naturalista y caricaturesco.

El joyero artesano recibió el nombramiento de orfebre y joyero de la Corte Imperial Rusa y de otras muchas monarquías europeas. Sus más famosas joyas son los ya comentados  Huevos de Pascua de oro fabricados con porcelana  y esmalte. También fabricaba animales en miniatura, cálices, bomboneras  entre otro objetos que reposan en castillos, casa de monarcas, casas de subastas y joyerías de alto nivel  que han heredado estas piezas a lo largo del tiempo.

La historia de este famoso joyero estalla cuando para la Pascua de 1883, el gobernador Alejandro III le encargó al orfebre Peter Carl Fabergé la fabricación  de un huevo para regalarle a su mujer, la zarina María. El regalo, un encargo especial era un huevo con cáscara de platino que contenía dentro otro huevo más pequeño pero de oro. Al abrirse este último, se encontraba una gallina de oro en miniatura que tenía sobre su cabeza una réplica exacta  de la corona imperial rusa. El Huevo de Pascua le gustó tanto a la emperatriz que el zar le ordenó a Fabergé que realizara uno nuevo para cada Pascua.

Once huevos fueron los  que Alejandro III le regaló a su mujer. Luego, su hijo Nicolás II continuó con esta tradición y mandó realizar otros para regalarle a su mujer y a su madre. Los 57 huevos que confeccionó la casa Fabergé tenían en su interior algún obsequio, una sorpresa exquisita que él mismo elegía para sorprender a su exclusiva y selecta clientela.  La mayoría de estas  sorpresa eran réplica en miniatura de una de las pertenencias de los zares.

Recientemente, el 28 de noviembre de 2007,  un huevo fabricado por Fabergé para la familia de banqueros Rothschild, alcanzó en subasta el precio récord de 18 millones de dólares, unos 17,800 millones de euros.

Otros lujos recomendados:

Tags: , ,

Trackback from your site.

Jhon Ocaso

Blogger de lujos y tendencias | Jhon Ocaso Jhon Jairo Ocampo Solano

Leave a comment